Ingredientes:
Tres pelos de gato negro.

                  Procedimiento:
                  En unos de sus zapatos, no importa cual de los dos, pon debajo de la plantilla los tres pelos de
                           gato, y déjalo ahí todo el tiempo que quieras estar con él. Cuando cambien de opinión sólo retira 
                           los tres pelos.