Oracion a la Divina Providencia



Si se desea que nunca falte un lugar para vivir y dinero para cubrir los gastos, ésta es la invocación que se debe hacer el
primer día de cada mes, temprano en la mañana. Se sugiere copiarla en un papel blanco, con crayón negro y que se lleve
siempre consigo. En momentos que obliguen a afrontar problemas financieros, debe rezarse con fe… ¡Siempre podrá
comprobarse que la Divina Providencia acude al auxilio!



¡Oh Divina Providencia!

¡Concédeme tu clemencia y tu infinita bondad!

Arrodillado a tus plantas, a Ti caridad portento.

Te pido para los míos casa, vestido y sustento.

Concédeles la salud, llévalos por buen camino.

Que sea siempre la virtud la que los guíe en su destino.

Tú eres toda mi esperanza.

Tú eres el consuelo mío.

En lo que a mi mente alcanza,

en Ti creo, en Ti espero y en Ti confió.

Tu Divina Providencia se extiende a cada momento.

Para que nunca nos falte casa, vestido y sustento.