Oracion de Santa Elena



Si en algún momento sientes que todo el mundo te falla y te consideras desamparada, reza esta oración! Hado por la
noche, al acostarte… para que tu sueño sea puro y tranquilo. Al despertar sentirás una nueva energía que te hará mirar al
mundo con una nueva cara. También esta oración es muy efectiva cuando estás enamorada de un hombre que te
corresponde pero que, por motivos ajenos a ambos, no puede estar a tu lado. Si éste es tu caso, rézala y seguidamente
escríbela (¡dos veces!) en un papel blanco y con crayón negro. Dobla este papel en cuatro; guarda una copia en un lugar
secreto, y entrégale la otra a tu hombre. ¡Ya verás los resultados!



Acordaos ¡Oh piadosísima Virgen María!

Que jamás se ha oído decir que alguno que a Vos se acogiese,

y pidiese socorro y protección haya sido desamparado.

Yo, animado con tan dulce confianza,

acudo a Vos, ¡0h Virgen de las Vírgenes!

A vos vengo, y con temor me postro en vuestra presencia;

no queráis, ¡0h Madre del Divino Verbo!

Menospreciar mis súplicas

Propicia verme, protegerme y favorecerme.